febrero 23, 2024

FactorCu4tro

Agencia Digital

UFC 274 Dinamita pura en el Octágono

Todo está listo para que el «Footprints Center» sea el lugar perfecto para que explote la dinamita.
Charles Oliveira expondrá el cinturón de peso ligero por segunda vez en UFC 274. El rival a vencer será el peligroso Justin Gaethje en un duelo con poder finalizador. La versatilidad y velocidad de ambos hacen de este duelo, uno de los más esperados de este 2022.

Si hablamos de Charles Oliveira podemos decir que viene con una racha de 10 triunfos. Su paso por las 155 libras ha sido espectacular y a un año de haberse coronado como campeón de la división ante Michael Chandler, lo expondrá por segunda vez ante un oponente que cada que sube al octágono tiene grandes actuaciones: Justin Gaethje.

Justin ha ganado bonos en ocho de sus nueve combates en el octágono y se ha enfrentado con lo mejor de lo mejor de la división.
Fue campeón interino al vencer a Tony Ferguson en 2020 y en la unificación del cinturón perdió ante Khabib Nurmagomedov.

Hace seis meses superó a Michael Chandler y levantó la mano como el siguiente en la fila de retadores para un Oliveira que ha lucido perfecto desde hace cuatro años.
Por su parte el brasileño ha demostrado que es un peleador letal tanto de pie como en el piso: es el máximo finalizador y el máximo sometedor en la historia de UFC. Además, acumula más de 40 peleas profesionales, de las cuales, ha terminado a 29 rivales antes de la decisión.

Su camino hacia la corona fue largo y se ha mantenido trabajando duro para mantenerse en la cima por mucho tiempo. Es uno de los favoritos de la afición por su persistencia y espectacularidad en cada uno de sus movimientos.

Ahora bien Gaethje cuenta con un estilo propio, su velocidad en las combinaciones, variedad en su striking, poder y resistencia a los ataques de los rivales; lo convierten en una amenaza para cualquiera. Además, su nivel de lucha es sobresaliente, una herramienta que ante Oliveira le será de muchas ayuda.

Sea quien sea el vencedor, la estelar del sábado 7 de Mayo pinta para ser inolvidable.
El trono de los pesos ligeros se disputará de manera feroz desde que suena la campana y el peligro de dinamita pura explotara en cualquier momento.

%d