FactorCu4tro

Agencia Digital

Bayern podría coronarse este fin de semana después de una campaña llena de malas decisiones

Se han completado 32 de las 34 jornadas en la Bundesliga de Alemania, la diferencia por el primer lugar es de solo un punto; a falta de 6 en disputa y todos los ojos puestos en si habrá, por fin, un nuevo campeón que no sea el FC Bayern München.

Bayern con 68 puntos y Borussia Dortmund con 67, son los únicos aspirantes al título en Alemania, las abejas quieren ponerle un fin al dominio rojo, que ha levantado el trofeo y bebido botas de cerveza por más de una década sin parar.

Dos encuentros le restan a cada escuadra, los “negriamarillos” visitarán en la próxima jornada al conjunto del Augsburgo y cerrará en casa ante el Mainz 05, duelos en donde una derrota podría significar entregar el título al conjunto de Baviera; Por su parte Bayern arrancará la penúltima jornada en casa ante uno de los equipos más fuertes de la liga, el RB Leipzig, duelo en el cual todo el país alemán (A excepción de los fanáticos de Bayern) querrá que el gran campeón alemán deje tirados puntos.  

La única manera en la que los bávaros se proclamarían campeones el sábado 20 de mayo sería ganando y que el BVB sufriera un descalabro en su visita a Augsburgo, dicho sea de paso, ciudad que se ubica en el estado bávaro, al igual que Múnich.

El “Rekordmeister” inició el año 2022 con las metas de conseguir tres títulos, la Bundesliga, el DFB-Pokal y la Champions League, a mitad de campaña, con un Bayern no tan lucido como las últimas campañas, pero compitiendo aún por los tres torneos, los altos mandos del conjunto decidieron deshacerse del joven entrenador Julian Nagelsmann y traer a un director más experimentado, como lo es Thomas Tuchel, confiando en él y trayéndolo de regreso a su país después de estar seis años fuera (Estuvo tres años con Paris Saint-Germain y tres con Chelsea).

La jugada le costó caro a la escuadra, ya que bajo su mandato fueron eliminados de la Copa alemana; cayendo en casa en cuartos de final ante el Freiburg por marcador de 2 a 1; y de la Champions League, al ser eliminados en la misma instancia de cuartos de final, pero ante el poderoso candidato para levantar la orejona, Manchester City con un global de 4 a 1 para los ingleses.

Es todo o nada para los bávaros este año, que solo podrán, si lo consiguen, levantar un trofeo con sabor amargo, después de una temporada repleta de dudas, malos manejos y problemas dentro de la misma institución.